diumenge, 17 de juliol de 2011

GRACIAS

Hoy intentare utilizar la palabra gracias en su mayor ironía posible.


Gracias por hacer de mi vida lo que es hoy.

Gracias por hacer que mis noches estén repletas de pesadillas.

Gracias por hacer que tenga miedo a dormir.

Gracias por hacer que la primera persona en la que piense al levantarme seas tú.

Gracias por hacer que la vida de tus hijos empiece a ser una locura.

Gracias por hacer que mi rabia este presente cada día.

Gracias por hacer que mis relaciones sexuales sean lo que son.

Gracias por hacer que mi infancia fuera una mierda.

Gracias por hacer que el dolor de cabeza me acompañe día tras día.

Gracias por hacer que el tener una relación sea lo más difícil.


Hoy te doy las gracias de la manera más irónica y te digo de todo corazón que la venganza se sirve en plato frío, así que cuando menos te lo esperes tendrás que comerte los mismos platos de mierda que yo.


Dedicado al mayor hijo de puta que he conocido.

dilluns, 21 de febrer de 2011

Hoy es uno de esos días...

Hoy es uno de esos días en los que me siento y me paro a mirar a mí alrededor.

Me miro y giro lentamente la cabeza hacia los lados, observando que hay a mí alrededor. En este mismo instante hay libros, papeles, fotos, dibujos, recuerdos, porquerías, restos de ceniza… hay de todo menos alguien para darme un abrazo.

Hoy es uno de esos días en los que me siento y me paro a pensar.

Pienso en mí, en ti, en vosotros, en nosotros, en ellos…

Pienso en lo que ha pasado, lo que pasa y lo que pasará…

Pero en el fondo no pienso en nada…

Hoy es uno de esos días en los que pienso que es de mí, si de veras le importo a alguien, si me estoy labrando un buen futuro, si me quieren, si estoy haciendo bien o mal.

¿De veras una puede ser feliz con lo que tiene? La respuesta debería ser sí.

Yo conozco la felicidad de primera mano, he sido feliz alguna vez. Cuando menos cosas he tenido es cuando más feliz he sido. En días como hoy me gusta recordar esos momentos.

También pienso en las cosas que odio, le odio a él, a los recuerdos que ha dejado en mi, odio que a mi perra se le rompan las uñas, odio que alguien me vacile, odio las mentiras, odio que se digan las verdades a medias, odio que no expresen lo que sienten, odio ser celosa, odio tener pesadillas, odio…

Bueno lo dicho, ya voy por la tercera mala semana y me resigno a que esto siga igual, se ha acabado el reprimir las palabras y pensamientos, se ha acabado ser compasiva y no decir las cosas por miedo a herir, se ha acabado el pensar primero en los demás y luego en mi.

¡Definitivamente se acabó!

diumenge, 9 de gener de 2011

¿Sueños o pesadillas?

Ya van dos semanas seguidas en que día sí, día no, sueño con él… Recuerdos, manos recorriendo lugares prohibidos, miradas que desnudan, fuerza mental superior a la física.

Hoy soy vulnerable, soy débil, estoy indefensa. Hoy me escondería bajo una manta y no saldría hasta que el mundo en el que estoy hubiera cambiado, hasta que el Sol se apagara…

¿Qué hice mal? ¿En qué momento se decidió que yo mereciera eso?

Hoy le odio y por las noches aún más. Tengo miedo de dormir, no quiero soñar más con él. ¿Son sueños o pesadillas? ¿Por qué sigue aquí? ¿Quien ha decidió que él merezca vivir? ¡YO NO! ¡LE ODIO!

¡BASTA YA!

dimarts, 14 de desembre de 2010

¿Qué es la Navidad?

Algunos dicen que son vacaciones, otros que es la época para reencuentros familiares, otros que es un invento para fomentar el consumismo, otro que no creen en ella.

En realidad es una mezcla de todo lo anterior. La Navidad son dos semanitas, tres de vacaciones en el colegio y en muchas familias, donde personas que no creen en ella se cargan de falsedades e hipocratismos, hacen ver que son felices y se reencuentran con familiares que tal vez solo vean dos veces al año. Con la escusa de la Navidad aprovechan las pagas dobles y se van a centros comerciales a fundir sus sueldos en cosas poco útiles, caras y comidas “lujosas”.

Si, la Navidad es un invento, un invento que crea una vez al año grandes fantasías e ilusiones a niños y niñas en todo el mundo.

Si, la Navidad crea reencuentros con familiares de los que se ha prescindido durante el resto del año.

Si, la Navidad fomenta el consumismo y transforma a familias infelices en felices (falsas).

Si, las personas que no creen en ella se cargan de todo lo anterior i dejan pasar estas fechas.

A todo esto me encantará ver como mis sobrinos llegan cargados de la ilusión navideña con su carta a los Reyes Magos.
Este año me ahorraré ver a familiares que no les he importado nunca. Gracias a la crisis, este año conseguiré evitar ese consumismo falso.

Y tal vez, solo tal vez, este año consiga creer un poco menos en la Navidad.

No es algo malo para mi esta reflexión, sé que algún día tendré hijos y seré yo la primera en cargarlos de ilusión, sé que la familia una familia no es mucha gente, sino las personas que siempre están a tu lado, sé que algún día conseguiré trabajo y podré aprovechar el consumismo navideño. Sé que algún día el espíritu navideño volverá y las falsedades caerán.


¡Que tengas unas felices fiestas! (¿Qué irónico, no?)

dimecres, 24 de novembre de 2010

Vive


-Que no te callen jamás.
-Que las malas miradas no puedan con tus palabras.
-Que el sobrevivir del día a día no esconda tu sonrisa.
-Que nadie pueda hacerte bajar la cabeza.
-Que nunca dejes de perseguir tus sueños.
-Que si te caes te levantes.
-Que tus lágrimas sean de alegría.
-Que el dolor no te deje heridas.
-Que si hay heridas cicatricen.
-Que por perder una batalla no pierdas la esperanza de ganar la guerra.
-Que tu vida sea mucho más que conseguir la felicidad.
-Que encuentres la realización personal.
-Que intentes ser racional.
-Que seas capaz de dar la espalda al odio y la venganza.
-Que nunca mires hacia atrás.
-Que si miras atrás sea para no cometer los mismos errores.
-Que alejes de ti a las malas personas.
-Que seas tú, tu propio ejemplo a seguir y no otros.
-Que jamás te dejes morir.
-Que nadie te oprima.
-Que nunca te quiten la palabra.
-Que la filosofía te acompañe.
-Que los buenos recuerdos estén junto a ti.
-Que los malos recuerdos los guardes bajo llave.

Por todo ello y mucho más sigue adelante, vive y deja vivir, sonríe, comparte, conversa y lucha por todo aquello que creas que merece la pena. No decaigas.